El evangelio


 

La buena noticia

¿Cuál es el verdadero mensaje cristiano? Pues, es el mensaje que se llama “el evangelio” y significa “la buena noticia”. ¡Con tantas malas noticias, menos mal que hay una noticia buena! ¿Y cuál es esa buena noticia? Te la voy a resumir en pocas palabras: ¡Dios envió a su propio Hijo a este mundo para salvar a personas como tú y yo!

Quizá te preguntes: “¿Pero para salvarnos de qué?” Pues, en una palabra, para salvarnos del pecado y de sus consecuencias. El pecado es cualquier cosa que esté mal según Dios. ¡Sí, hay muchas cosas así en este mundo nuestro!, ¿verdad? Pero ¡este mundo somos todos nosotros! Y el pecado que hay en el mundo es el que entre todos hemos cometido. Es verdad que no todas las personas son igualmente malas, o pecadoras, pero eso no cambia el hecho de que, ante Dios, todos necesitamos ser salvados.

¿Entonces, cómo podemos ser salvados? – ¿cómo podemos estar en paz con Dios? Lo primero que hay que decir es que no podemos salvarnos a nosotros mismos – no podemos merecernos la salvación por ser buenos, o por hacer cosas buenas o por practicar alguna religión. Solo hay un Salvador: el Señor Jesucristo, y él nos salva por medio de su vida, su muerte y su resurrección, porque se hizo un ser humano, y vivió, y murió (en la Cruz) y resucitó de la muerte para salvar a todas las personas que creyesen y confiasen en él como su único Salvador. Y esa fe nuestra tampoco tiene ningún mérito – no es más que la mano vacía del mendigo (espiritual) que coge con profundo agradecimiento el regalo de la salvación.

¿Has entendido la buena noticia? ¿Has sentido tu propia necesidad de ser salvado? ¿Has extendido tu mano vacía para coger lo que Dios te ofrece a través de su Hijo?

Si hay algo en todo esto que no entiendas, o si no estás de acuerdo, o si simplemente quieres seguir pensando sobre tu situación espiritual, por favor no dudes en ponerte en contacto con nosotros. A fin de cuentas, ¡¿qué puede ser más importante que tener paz con Dios?!

Andrés Birch – Pastor de la Iglesia Bautista Reformada de Palma de Mallorca